Cactus y suculentas

SUCULENTAS: Luz solar indirecta (semisombra) bastante iuminación pero no sol directo).

CACTUS: Luz solar directa.

AGUA: Cuando la tierra esté completamente seca. Cada riego lo debes hacer con abundante agua, puede ser 1 vez a la semana o más o menos seguido dependiendo del tamaño del macetero, humedad ambiente, exposición al sol, etc.

Cuando la lleves a casa, debe acostumbrarse a las nuevas condiciones de temperatura, humedad ambiental, iluminación, etc. Por ello es recomendable no regarlas o manipularlas inmediatamente después de llevarlas a casa.
El riego va a depender de la temperatura, humedad ambiental, estación del año, sustrato, especie, tamaño, tipo de macetero en el que está (los plásticos retienen más la humedad) etc.
Colócala en un lugar bien iluminado, aireado y templado. No las expongas a temperaturas extremas de calor o frío, ni a exposición solar directa (sobretodo en verano) porque se pueden quemar. Para ver si debes regar, introduce un palito de madera en el sustrato lo más profundo que puedas (puede ser un mondadientes, un palillo chino, un mezclador de madera o un palo de brocheta) y teniendo cuidado de no hacer daño a las raíces. Retira el palo inmediatamente y observalo.
Si al extraer el palo está húmedo o hay restos de sustrato adheridos, aún no es momento de regar. En caso contrario, si el palo sale completamente seco, debes regar. También puedes ir tomándole el peso al maceterito y así vas calculando cada cuantos días debes regar.
Finalmente, no las riegues durante esa primera semana. El motivo es que no sabes cuándo fueron regadas por última vez y que con las suculentas es mejor pecar por falta que por exceso de riego, así que lo mejor, en este caso, es no regar. Las suculentas pueden soportar un poco de sequía, pero no el exceso de agua.

Al regarlas permite que drene y escurra bien todo el agua sobrante. No coloques un plato debajo de la maceta o  colócalo pero después de un rato vacíalo para que la planta no reabsorba el agua excedente.
En el caso de cuadros vivos debes regar con un aspersor.